Su compañero de clase le pidió una mamada rápida

Sí, parecía que iba a ser una mamada rápida pero al final no ocurrió así. La chica empezó a chupar y cuando su compañero de clase se corrió y parecía que ya se terminaba la historia resulta que para nada. El chico seguía cumulando semen en esos huevos que no descargaban desde el día que palmó Franco. En fin, la nena tuvo que seguir chupando como una buena compañera hasta dejar por fin, seca esa polla pequeñita...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

usamos cookis más