Cumplir deseos sexuales influye positivamente en la sociedad

0 views
0%

Según el artículo que ofrece la revista Psychology Today, consumir porno en internet produce beneficios sociales. Las últimas investigaciones sobre conductas nocivas confirman que han disminuidos desde que existe este acceso rápido y sencillo a la pornografía. Es, por tanto, lógico suponer que cumplir los deseos sexuales, como ocurre con las escorts y demás profesionales del sector, tiene un impacto aún más positivo en la sociedad.

Sigue existiendo en las sociedades occidentales miedos y prejuicios al hablar de la sexualidad y cumplir sueños y deseos sexuales. No importa que se avance en todos y cada uno de los asuntos que competen al bienestar humano, el tema sexual sigue considerándose tabú y parece que no se prospera en este sentido.

Es paradójico comprobar cómo se encuentra en absolutamente todos los sitios; literatura, cine, internet, vida social y privada… y, aun así, se sienta reparo, vergüenza y desconfianza para hablar libremente sobre lo que se piensa sobre el sexo o los gustos y deseos personales. Con este impedimento social que impera aún hoy día, es muy complicado tener la suficiente madurez sexual como para disfrutar del mejor regalo que nos hizo la naturaleza.

Hacia la normalización

Si las personas comienzan a entender que la pornografía, en su justa medida, la profesión de escorts y demás asuntos relacionados con la práctica sexual es beneficiosa para el conjunto de la sociedad, se entenderá que deba recorrerse cuanto antes el camino que lleve hacia su normalización. 

No se puede seguir ocultando un factor inherente a la naturaleza y a la salud humana como es la práctica sexual. Tampoco se deben imponer barreras morales o éticas según un sentido estético, religioso o interesado de lo que es el sexo. Mientras este sea consentido, no hay por qué poner limitación alguna a este factor tan importante para la calidad de vida de las personas. 

La psicología moderna insiste en eliminar los límites en las relaciones carnales, dejar de poner en tela de juicio según que práctica sexual se ponga en práctica, la crítica indiscriminada que afecta a las mujeres que practican mucho o poco sexo… 

El sexo no tiene nada de malo, ayuda a conocerse a uno mismo y ofrece una característica divertida e interesante a la vida. No importa que practiques sexo con un amigo, amiga, en pareja, en grupo o con un o una profesional, siempre y cuando, ambas partes, consientan satisfactoriamente realizar el acto. 

Las escorts, el beneficio del sexo sin complicaciones 

No se puede negar que en la mayoría de las ocasiones practicar sexo con alguien puede traer aparejadas cierto tipo de complicaciones. Las relaciones sentimentales suelen mezclarse con la diversión de hacer el amor solo por placer. Al entrar en contacto con una escort, este problema desaparece completamente. 

Tener relaciones con profesionales como las escorts de Barcelona, que se localizan tras este enlace, garantiza la máxima satisfacción en diversos planos, no solo en el meramente sexual, que como escorts es una actividad que puede o no llegar a realizarse. Y es que una escort es una acompañante que ofrece una serie de servicios que puede incluir una cena de empresa, visitas a museos, una conversación inteligente… Son profesionales cuya función es entretener a su cliente tomando en consideración aspectos tan importantes como la discreción, la amabilidad, el respeto y la disposición. 

Pueden, lógicamente, aceptar o no una relación sexual, lo cual, como es ampliamente reconocido, ofrece también importantes beneficios personales, físicos y mentales a las personas que la practican. Tanto las escorts en Barcelona como las putas de Madrid si se levanta el velo del prejuicio ofrecerán un gran bienestar a la sociedad al hacer feliz al individuo. 

El sexo así practicado ofrece beneficios como; 

Una experiencia con un cuerpo escultural 

La mayoría de hombres tienen el deseo de poseer a una mujer con un cuerpo perfecto, de esas que solo ven en los clips de Pornhube, y demás páginas porno de internet. Esta es su oportunidad de cumplir un sueño y disfrutar de los placeres carnales de estereotipos físicos que, por regla general, se encuentran fuera del alcance. 

Aumenta la autoestima 

Las profesionales del sexo saben cómo hacer feliz a un hombre, no solo por la calidad de la relación sexual, sino por la relación que se lleva a cabo durante el tiempo de acompañamiento. Y es que estas mujeres saben hacer sentir a los hombres atractivos, sexys, seguros y confiados. 

El bienestar psicológico 

En este sentido, la satisfacción y el orgullo, sentirse bien con uno mismo está asegurado, ya que como se ha comentado en el punto anterior, la autoestima mejora notablemente. Además, estas historias se contemplan como aventuras, en el sentido más extenso de la palabra y, como tal, hacen sentir vivos a aquellos que las ponen en práctica. 

Mejora la salud 

Todos los estudios realizados confirman lo saludable que es practicar sexo, más eficaz que cualquier tipo de actividad física deportiva. Entre otros beneficios, reduce a la mitad el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Está confirmado por la ciencia médica que eyacular al menos cinco veces a la semana reduce considerablemente las posibilidades de contraer cáncer de próstata. Una escort o una prostituta provoca un aumento de las defensas del organismo en las personas a las que ofrece sus servicios.